Hasta pronto dulce Capadocia…

Toda buena cosa tiene su fin…

El día después de mi vuelta al monte Erciyes cojo un buen día de descanso. 

Lo aprovecho para arreglar mi bici, hacer el turista por la zona y probar unos cuantos productos regionales con mi amigo Paul. 

Para acabar una muy buena noche con los amigos, una Buena cena, unos caldos del terruño, una guitarra, una armónica, unas cuantas historias y muchas risas. 

El día siguiente por la mañana me levanto a la Alba con los globos que colorean el cielo, un buen desayuno, despedida los amigos y vuelta la carretera. 

La mañana es bastante difícil, tengo todavía algo de agujetas y un no sé qué que me hace vaguear. Un poco como si la Capadocia me estuviera sujetando por los tirantes para no dejarme ir. 

La preciosa vista del lago salado Tuz y su color rosa me motivará de nuevo. 

Los trigos maduros, el cielo azul intenso Y ese degradado de rosa y blanco pintan un cuatro irreal. 

Acabaré el día por un trozo de carretera en obras antes de llegar a Sereflikochisar…. Ciudad algo extraña, como de costumbre iré a cenar a la orden del muezzin y encadenaré con una verdadera sorpresa : una fiesta bacaladera… Cuando os digo que era un poco rara no exagero. 

Capadocia : Ürgüp
  
Capadocia : Ürgüp
  
Capadocia : Ürgüp
  
Capadocia : Ürgüp
  
Capadocia : Ürgüp
  
Capadocia : parque nacional de Goreme
  
En camino…
  
lago salado de Tuz
  
En camino…
  
carretera en obra, a veces pasa justo
  
la mejor opción…
  
Seriflikosar : puesta de sol sobre el lago Tuz
  
parking con alumbrado para la noche
 

J'aime, je partage! *** Sharing is Caring
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Google+
Google+
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on VK
VK
Email this to someone
email